Anímate y escribe una carta a mamá

Mi querido lector o lectora, cerca a este día tan importante en nuestra vida, como es el DÍA DE LA MADRE quiero compartir contigo que me sigues, en esta oportunidad algo de mi vida personal que estoy segura te servirá mucho, si lo practicas y lo haces cuanto antes, ya que hoy es el día para hacerlo, no mañana ni pasado, sino en este momento presente.

Hace algunos años ya con todo el aprendizaje recibido de la importancia de la Gratitud a nuestros Padres, hice una carta muy linda a mi Mamita, todo lo que me nació del corazón y sin presagiar que ella ya no estaría conmigo físicamente, puede dársela un año y medio antes de su partida.

Recuerdo que ella se emocionó mucho cuando se la leí, porque yo la guarde hasta que estuvimos juntas, porque ella estuvo de viaje y yo vivía en Lima en ese tiempo, y fue motivo para que ella me cuente algunos pasajes de mi infancia con detalles y que me sirven ahora en mi vida.

Eso ocurrió una tarde de las que acostumbraba tomarme un tecito con ella, para volver a escuchar sus chistes como ella me decía: “hija ya los has oído y te sigues riendo como si no los conocieras” y así era siempre me hacían reír y era feliz de darle ese tiempo de tomar juntas un tecito y conversar.

Creo que fui muy afortunada y bendecida al poder acompañarla sus últimos días, etapa tan difícil y que ahora recién puedo compartirla y sentir que me hizo crecer y tener más fortaleza interior y han pasado 4 años y medio hasta la fecha.

Esa costumbre también puedes practicar mí querido lector o lector (a), tomar un tecito o cafecito con tu Madre o Padre una vez al mes, en algún lugar bonito o en la casa, una vez por semana sería lo mejor.

Ahora que ella no está, recuerdo cuantas veces por mis ocupaciones no podía hacerlo o posponía el encuentro y el relax , sin embargo agradezco a Dios y a la vida que si lo hiciera y no una sino muchas veces de compartir juntas el té y disfrutar de ella, hacernos más amigas al final de sus días.

Qué lindo compartirte estas ideas y que ahora que lees este artículo puedas tomar más consciencia y tener como prioridad en tu vida ,darles más de tu tiempo a tu Mamá o Papá y salir con ellos a tomar un té o visitarlos con más frecuencia, estoy de segura que será el regalo más valioso que ningún otro.

La carta que te comparto a continuación la hice para mi Mamita Marina Salgado de Rengifo el día 20 de Mayo del 2010, ella vivió hasta el 10 de Octubre del 2011.
Anímate hoy a escribir esa cartita a tu Mamita o Papito a esos dos seres que te han ayudado a ser la persona que eres hoy, con el corazón lleno de gratitud, ahora que están vivos y si ya no lo están también escríbela de seguro tu corazón y el de ellos estarán conectados y llenos de felicidad por ese acto de amor.

Gracias mamita

Querida Mamita, te escribo esta cartita con todo mi amor, para expresarte en ella mi gran amor y gratitud, por todos los años que me has acompañado en la vida como mi maestra.
A veces he sentido que tú eras muy fuerte conmigo y no entendía que querías que yo aprenda si a tener más fortaleza en la vida o querías que aprenda a quererme y valorarme cada día más.
Que compleja es la vida Mamita ya estamos a mitad de ciclo de nuestras vidas y recién empezamos a darnos cuenta, que valiosa es la enseñanza que nos dan los padres y tú mamita siempre me has protegido, para que nadie me lastime, me has cuidado mucho, tal vez más que a todas mis hermanas, tal vez porque me veías más frágil o como me decías que era muy confiada o en algún momento por mi salud pensaste que podías perderme y tú sabias también que yo era muy sensible.

También gordita esta cartita es para agradecerte, todos tus cuidados físicos conmigo, recuerdo que cuando estuve enferma tú me cuidaste mucho en mi alimentación ,me dabas mis alimentos a la hora exacta, preparándome todo lo que me ayudará a recuperarme rápidamente y así fue.
Gracias por todo ello y también Mamita mi gratitud es tan grande, que quisiera decirte una lista inmensa, de todo lo que tú significas en mi vida, tus palabras están grabadas en mi mente…en aquellos momentos que no cuentas con nadie tienes lo más grande el apoyo de tu Madre, siempre me dijiste eso y así fue, yo conté contigo mamita, dándome valor y ayuda en todo lo que necesitará.
Es decir tener una madre como tú ha sido mi mejor premio, porque me has dado ejemplos grandes de servicio, de entrega, de sencillez de amor con la humanidad, siempre dispuesta a servir y ayudar con un don de voluntad muy grande mamita, brindando lo mejor de ti.

Recuerdo también las grandes alegrías que me has dado mamita, que reuniones tan alegres con tus chistes con tus cuentos, es maravilloso mamita contar contigo, como Madre saber que Dios me dio la mejor mamá, la madre que necesitaba para evolucionar y ser quien soy, Dios te bendiga mamita y tengas muchos años más de vida para darnos tu amor, comprensión, alegría y felicidad.

Por ti y para ti mi más profunda gratitud, te quiero y amo mucho mamita.

Tu hija

Gloria Rengifo S.

Comentarios

Comentarios

Tags:,

Leave a Reply