Testimonio – Jacqueline

Mi nueva Ruta

¿Porqué los seres humanos en su mayoría preferimos hacer sufrir a los que nos aman durante años, sin atrevernos a buscar en nuestro interior los motivos?…Preferimos convivir con nuestros defectos, errores y miedos… Sin pensar en ellos; dejamos que el tiempo pase y nuestras actitudes sigan lastimando y minando nuestro interior, sintiéndonos vacíos, sin objetivos claros, infelices, tristes…
pienso también, que existen dos tipos de personas las que se resignan a vivir por vivir hasta el final de sus días sin lograr entender porque tienen el corazón y el alma tan triste y vacío…
y aquellas que un día cualquiera hacen un alto en sus vidas y empiezan a analizar si todo lo que son y han vivido les satisface… Casi siempre sucede cuando los problemas llegan a su límite y ya no puedes con ellos.

En ese buscar te encuentras con JESÚS que te abre las puertas a un mundo diferente; se resume todo en su maravilloso mandamiento “Ama a tu prójimo como a ti mismo”… Entonces todo se hace más claro; ese mismo Dios me llevó hasta “Abriendo el Corazón” y lo que allí encontré, fue la pieza del rompecabezas que por años busqué en mi vida. No puedo pretender la felicidad, si no curo las heridas que he traído conmigo desde mi niñez, no puedo sonreír y ser feliz sino reconozco mis errores, subsano mis faltas y me armonizo con los que me han dado la vida; en resumen no puedo pedir NADA si no soy capaz de ser agradecida con todo lo que he recibido día a día y que antes no era capaz de reconocer; y Dios escucha tu clamor de perdón y arrepentimiento y cura totalmente.

La vida se torna de colores diferentes, y desde entonces aunque te lastimen, nadie podrá derribar la fortaleza que Dios ha edificado n tu corazón.

Finalmente, nuca intentes conquistar el mundo solo, busca ayuda y la encontrarás, entonces tu esfuerzo se verá recompensado.

DIOS te guiará por la ruta que El ha diseñado exclusivamente para TI.

Comentarios

Comentarios