Testimonio – Rossana

Me encontraba saliendo de un proceso de enfermedad…los médicos la atribuyeron a causas genéticas. Por los conocimientos que tenía debido a que había laborado cerca de psicólogos y psiquiatras, yo asumía que algo ocurría en mi interior y que probablemente estaba psicomatizando; así fue que conversé al respecto con amistades especializadas en Salud Mental y esto sirvió para que mi enfermedad esté controlada. Mis hábitos de vida cambiaron mucho.

A partir de allí mi objetivo fue volver a “pararme” y seguir adelante en la vida, haciendo uso de mis capacidades y talentos así lo empecé a hacer…sin embargo tenía la sensación de que algo más me faltaba. Es así como en mi búsqueda constante y por la confianza que deposito en amistades a las que considero que son ángeles que Dios pone en mi camino, llegué a la Teoterapia,luego de pasar mi consulta “Abriendo el Corazón” volví a un encuentro amoroso conmigo misma, con mi esposo que estuvo conmigo en todo momento con su amor y su apoyo, con mi amado hijo y con amistades a las que quiero, valoro y a las que estoy muy agradecida por su apoyo y solidaridad…y lo más importante…tuve un reencuentro diferente con Dios Padre nuestro Creador.

Este reencuentro que se traduce en momentos de Amor, de Paz, de Alegría, de Gratitud y de Misericordia, se fue cimentando más en el año consecutivo que asistí al grupo de oración; fortaleciendo mi vida espiritual y mi intimidad con Dios por medio de las meditaciones.

Ahora continúo en mi búsqueda de aprender más de Jesús, la Virgen, los ángeles. Me siento tranquila interiormente, hago lo posible por compartir con mi prójimo los dones que El Padre Divino me regaló, a través de mis labores manuales, aprendiendo y compartiendo sobre la energía de los colores, práctica de la danza meditativa y energética del Taichi…y lo más importante conformar grupos en los que se practica el fortalecimiento espiritual reconociendo a Dios como nuestro único Creador el que nos regala la llave del perdón para abrirnos al Amor.

Con mucha gratitud comparto las maravillas que Dios ha obrado en mi vida a través de “Abriendo el Corazón” y acordaos lo que El nos dice: pide y se te dará, llama y se te abrirá busca y encontrarás.

Comentarios

Comentarios